» #TheUmbrellaAcademy: “Tan jodido como el resto de nosotros”

#TheUmbrellaAcademy: “Tan jodido como el resto de nosotros”
  • Autor: Mitzio Antonio
  • 16 Febrero, 2019

Chiquilles lindes, ayer 15 de febrero se estrenó por las pantallas de netflix #TheUmbrellaAcademy y es justo lo que necesitaba post san Valentín, mucha violencia, resentimiento familiar, sangre y apocalipsis. Además, no hay que olvidar que el mes pasado todes quedamos viudes de Titans, así que, nos podemos seguir consolando con el regocijo de esta nueva joyita <3

Si has visto los trailers y también has revisado una que otra página de críticas, ya sabes de lo que trata esta serie, así que, como ya saben, me voy a saltar los detalles EEE. Ná, esta serie es una mezcla perfecta de combates musicales, amores imposibles (e incluso incesto… yeah, they did that) y un dramón familiar bastante disfuncional. Pero empecemos del principio, ¿sí?

Todo comienza en los años ’80 cuando, nada hacía presagiar que 43 mujeres darían a luz sin antes haber estado embarazadas. Entonces, Sir Reginald Hargreeves, sugar daddy malo y pésimo, despilfarra varios miles de millones para poder adoptar al menos 7 de esos bebes aparentemente especiales. La cuestión es que por qué… POR QUÉ mujeres no embarazadas dan a luz a bebes especiales. Pero Sir Regi ya tenía todo fríamente calculado y empezó a preparar a estos chiquillos para salvar el mundo en el futuro. Pa’ que se hagan una idea, de los siete niños primero está Nº 1, Luther, quien tiene el poder de la fuerza, Nº 2, Diego, quien tiene fuerza pero su habilidad especial es que moviliza unas cuchillas a su antojo, Nº 3, Allison, quien tiene el poder de susurrar deseos y que weona, me demoré tres años en cashar cuál era su habilidad especial y que, seamos honestos, si bien puede hacerte cumplir tus deseos más salvajes, a la hora de la pelea, pusha, de ná sirve po, mijita. También está Nº 4, Klaus <3, quien le pone toda la colitud, confeti y plumas a la serie. Sé que tiene todo un rollo de adicciones que a ratos igual es como, ay weon *eye roll*, pero su habilidad de comunicarse con los muertos facilita que Nº 6, Ben, pueda seguir rondando. Nos saltamos a Nº 5, quien no tiene nombre, solamente Cinco y, a mí parecer, viejo tsico pesote, pero con justa razón. Es el que viaja en el tiempo y trae todas las buenas nuevas sobre el fin del mundo. Y, por último, pero no menos importante, tenemos a Nº 7, Vanya, quien es engañada por Sir Regi, haciéndola pensar que era extra ordinaria, literalmente, pero tenía el poder de causar tanto daño como el que me hiciste a mí, bebe, cuando no me saludaste para san valentin. Y sí, te hablo a ti Vlog del Pancho.

Entonces, hasta ahora conocemos sus nombres, habilidades y que se viene el fin de los tiempos, todo muy apocalipsis, pero el primer arco de la serie (episodios 1 a 4) nos brinda la introducción de estos personajes, sus propósitos, el misterio de la muerte del papito corasaun y el dolor, weon, sobre todo lo último, porque se muestran un montón de escenas en que Sir Regi les hizo sufrir más que otro poco y hasta yo habría deseado que se hubiese ido a comprar cigarros y nunca hubiese vuelto. En serio. Viejo pésimo, porque si bien todo es para que los niños alcancen su máximo potencial y así salvar el mundo, lo cierto es que, tal como lo dice Vanya: “todos queríamos ser amados por un hombre incapaz de amar”. Luego, en el segundo arco (episodios 5 a 7) los hermanitos no solo tratan de descubrir e idear un plan para detener el final del mundo, sino que van bajando sus defensas, se profundiza en sus personalidades y también van descubriendo nuevos aspectos de sí mismos y es aquí cuando Vanya se da cuenta también tiene súper poderes y que Sir Regi encontraba peligrosa a la ñaña y la seda para que oculte sus poderes. Finalmente, en el último arco (episodios 8 a 10) #TheUmbrellaAcademy idea diversas formas para detener el apocalipsis, aunque al parecer este es inevitable y, ñoños, les digo desde ya que el final de temporada los va a dejar flipando, tío, bien secos, deseando un vaso de algún saborsito a licor y pidiendo más (traigan una segunda temporada po, tío netflix, no te pongai Sir Regi pa’ tus weas).

Claramente, el universo de #TheUmbrellaAcademy tiene que seguir expandiéndose que, pese a que es una adaptación a los cómics de Gerard Way, vocalista de My Chemical Romance *impacto en mi rostro*, siento que tiene tanto material y contenido para seguir por sí mismo. O sea, necesito descubrir el propósito de La Comisión que quiere mantener el margen del tiempo y también quiero ver más de personajes tan especiales como Mamá (Grace), Pogo, Cha cha, Hazel y la soa de las donas, que es una relación que estoy shipeando pero así cuático. Aparte que expone dos aspectos fundamentales en mi existencia de amar las series. Primero, se exponen historias muy tú, muy yo, porque, la serie igual se basa en las relaciones familiares tóxicas, esas en que estás prácticamente obligado a amar a tus familiares, aunque te hagan mierda y no po, ñaña, este es el momento de canalizar a tu Marie Kondo interna, onda, si esa relación tóxica no te hace feliz, agradécele y déjala ir. Y segundo, si tuvieses una súper habilidad, alguno de los poderes de los hermanitos Hargreeves, cuál sería.

Solo tío netflix sabe, y ahora también ustedes, que la habilidad que yo elegiría sería viajar en el tiempo y no, no solo para conocer otros tiempos como los años ’30, sino porque me impediría a mí mismo de conocer a tanto saco ‘e wea oesi. Pero chiquilles, no sean como yo y maratoneen esta serie que cae como anillo al dedo en este fin de semana post san valentin (sigo insistiendo con la necesidad de violencia y muerte) pa’ que disfrute con su pierna peluda, depilá o solito el 1, echaó en el sillón como vaca sagrada y comiendo, porque gorda, que así es como me gusta a mí.

SUSCRÍBASE A NUESTRO BOLETÍN DE NOTICIAS,
RECIBA TODAS LAS ÚLTIMAS NOTICIAS, ACTUALIZACIÓN, VIDEOS Y OFERTAS