» #¿No Es Romántico?: Azúcar, flores y muchos colores

#¿No Es Romántico?: Azúcar, flores y muchos colores
  • Autor: Mitzio Antonio
  • 13 Marzo, 2019

 Chiquillada, did ya miss me, ñoño bitches? Bueno, ya me encontraba alejado una poca de las series, viviendo la vida real como todo ser humano EEE, y volví a netflix, mi primer y único amor, viendo a la hora del tecito #Isn’tItRomantic, o pa los no bilingües: “¿No es romántico?”. Y aunque ya me habían adelantado una decepción, si lo tuyo es la remembranza de las antiguas comedias románticas, llámese “Sweet home Alabama”, “La cosa más dulce” o “Pretty woman”, tengo que decirles que es una parodia de todas las anteriores, pero con la maravillosa Fat Amy <3 you know you love it!

Entonces, la historia comienza con la pequeña beba Natalie, nuestra protagonista, quien estaba viendo “Pretty woman” totalmente perdida en una ensoñación, hasta que la amarga de su madre llega y la baja de su sueño en un dos por tres, diciéndole que la única forma que a ella pueda pasarle algo parecido a la mujer bonita es que quieran casarse con ella por la visa *punch in the face*! XDDD

Yo no sé ustedes, ñoños, pero, Freud lo dijo una vez, la culpa siempre es de la madre. Abonen 50 lucas por la sesión terapéutica. Gracias, gracias, no se moleste y apague la luz.

En fin, pasan los años y Natalie se vuelve una arquitecta poco valorada en su oficina, con su amigo que aparentemente estaría friendzoneado y su mejor amiga que se pasa un poquito la ansiedá. Y hasta el momento todo parecía predecible, hasta que la chiquilla esta sufre un atraco y cuando trata de escapar de su asaltante, se golpea en la cabeza y kaboom!, bitches, empieza a ver todo un poquito más ¿endulzado?

Les voy a decir al tiro que, pa que no se decepcionen las wawas, #¿Noesromántico? no es una película de culto ni mucho menos una obra de arte de mierda, es solo una película para entretenerse a la hora del té, mientras pasas un rato con tu pior es ná o para poner mientras haces el aseo, también pa reírse de las estupideces de la protagonista y ver cómo finalmente culmina su destino, tal cual como cualquier comedia romántica, con un felices por siempre. Pero si vemos un poco más el trasfondo de la película, porque yo creo que ustedes tienen materia gris en sus cerebelos, podrán darse cuenta que no gira en torno a enamorarse de alguien más, sino encontrar el amor en uno mismo.

Desde pequeños nos están dando mensajes como: la vida no es fácil, el mundo es cruel y despiadado, no podrás hacerlo, eres muy chico, feo, entero ‘e gil, entre otras, y son tantos los mensajes negativos que hasta los creemos y nos presentamos al mundo de esa manera, porque, al final de cuentas, la falta de amor propio impide que otros nos vean como la persona valiosa que somos. Y ese es el destino que descubre la protagonista en esta historia que vive su vida como una comedia romántica, mucho más luminosa, colorienta y llena de musicales y confeti. Porque, cómo sería tu vida si fuese como una comedia romántica.

Insisto, chiquilles, con esta pequeña reseña se ahorraron la ida a terapia y recuerden dos cosas importantes: siempre es culpa de la madre y celebren la vida como una comedia. ¡Que les vaiga bien, que les vaiga bien!

SUSCRÍBASE A NUESTRO BOLETÍN DE NOTICIAS,
RECIBA TODAS LAS ÚLTIMAS NOTICIAS, ACTUALIZACIÓN, VIDEOS Y OFERTAS