» #titanesennetflix

#titanesennetflix
  • Autor: Mitzio Antonio
  • 24 Enero, 2019

Chiques, sé que llegué como tres años tarde a la conversación, es más, ¿me podría repetir la pregunta? EEE… Pero, pusha, le di hartas vueltas antes de ver esta serie y la verdad es que me sorprendió bastante, al punto que ya deseo su segunda temporada. Pero bueno, qué puedo decir, soy un adicto a las series, ¿ustedes no?

Como ya he llegado tarde a la discusión si la serie es buena o no, o incluso sorprendiéndolos con detalles para alentarlos a verla, ya que está más que maratoneada, entonces, yo me pregunto, ¿en qué puede aportarles este humilde servidor? Y bueno, se me ocurre hacer una retrospectiva sobre los personajes, altos y bajos de la serie y también dejarles una poca de motivasaun para continuar viéndola cuando se venga la segunda temporada. Y yo espero que sea pronto, muy pronto. Escúchanos, tío netflix, ¡te rogamos!

Lo que aprendí en el primer episodio de Titans es que poco y nada tenía que ver con “Teen titans” o “teen titans go”, así que, dejen de tararear la cancioncita, parfavar. Si bien Titans se centra en la historia y aventuras de Robyn (My oh my, *guiño, guiño*), Starfire <3, Beast boy y Raven, también hay que entender que es una serie mucho más oscura, aunque tiene su lado cómico que siempre es bienvenido. Sabemos que Raven aquí es la pegatina que une a todo el grupo, y hasta me parece a ratos como, qué onda, la aparición de Beast boy es muy de la nada, casi como excusa para incorporarlo. En fin. Quizá no fue la gran revelación del género, pero lo cierto es que entretiene y bastante.

Para mí, los puntos altos de Titans están relacionados con la humanidad de estos súper héroes, las situaciones que los han llevado a vivir la oscuridad en sus vidas y también afrontar sus problemas, contrariados por sus deseos y expectativas. También la relación paternal que se encauza entre Dick y Raven, casi como repitiendo un patrón, sin embargo, al parecer logran romperlo. Pero tendremos que esperar un cachito pa’ confirmarlo… ¡POM POM POOOM!

Mis personajes favoritos son Starfire, aunque la vistan como una puta. Porque la mujer tiene carácter, confundida y todo, tiene convicción para descubrir su identidad y, al parecer, sabe bien quién es. Y, aunque aparece de forma breve, pero precisa, definitivamente quiero más de Donna Troy (wonder girl), quien fue criada por Wonder woman y OOOAY!, necesito más de esa story line.

El punto más bacan e intenso de la serie, aunque cortó un poco la continuidad del dramatismo, fue el episodio S1E09 “Hank and Dawn”, en que esta última continúa en coma y junto a Hank empiezan a recordar cómo se conocieron. Pese a que es una historia sumamente abrumadora, los creadores, guionistas, etc, lo abordaron de una manera tan genuina, desgarradora y delicada, que es la razón por la que me enamoré de Titans, porque aunque tengan habilidades y súper poderes, muestra el lado más vulnerable de la humanidad; con sus conflictos y maravillas.

No obstante, no todo es miel sobre hojuelas, porque, mi punto más bajo y, con el pasar de los capítulos fue literal FUCK, BATMAN!, ya que encontraba como insoportable el lloriqueo de Dick sobre su relación paternal tóxica con Bruce Wayne. Onda, el nombre ya tiene demasiado peso, entonces, sentí que estaban abusando de esa historia, casi como viviendo en la sombra del personaje y, honestamente, no era necesario. Así que, tío netflix, escucha mis plegarias, menos Batman y más Titans, porque, en serio, esta serie puede brishar por sí misma.

sígueme en http://www.twitter.com/fiestapauno 💕

 

SUSCRÍBASE A NUESTRO BOLETÍN DE NOTICIAS,
RECIBA TODAS LAS ÚLTIMAS NOTICIAS, ACTUALIZACIÓN, VIDEOS Y OFERTAS